lunes, 14 de noviembre de 2016

CONOCIENDO Y REIVINDICANDO EL PARQUE. UNA ACTIVIDAD DE LA ASOCIACIÓN DE VECINOS DE ALUCHE



UN PASEO POR EL PARQUE DE ALUCHE


Una semana después de que el parque del barrio de Aluche incorporara el nombre que tuvo siempre en la boca todo el mundo, la Asociación de Vecinos de Aluche (AVA), integrante de nuestra plataforma y muy activa en la misma, ha organizado esta jornada para conocer y reivindicar un parque mejor gestionado.
Comienzan a llegar los primeros vecinos, pincho en ristre, dispuestos a dejar el parque como la patena.
La actividad reivindicativa incluía la limpieza vecinal del parque, la recogida de propuestas de mejora, una limonada final y un paseo botánico por el parque. 

La animadora del recorrido botánico - arbóreo ha sido Rosa Villalba, jardinera, especialista en poda en altura e integrante del colectivo TREPA (Trabajadores Especialistas en Poda y Arboricultura). Con su verbo fácil, didáctico e irónico nos fue hablando de la problemática del arbolado en general y de la del Parque Aluche en particular. 
Rosa Villalba reconstruye la biografía de este árbol a partir de su tronco talado. Dejando chiquitos a los de CSI..
El personal asistente "puso oreja" en el recorrido y tomó nota para que la Junta de Latina mejore la gestión del Parque con las sugerencias -fundamentadas- que fueron surgiendo en el recorrido y que se hizo corto por lo que se piensa hacer otra jornada e incluso  una Fiesta del Árbol, especialidad en la que las gentes de TREPA ya tienen cátedra.      

Una de las cuestiones que se plantearon fue la dotación de servicios públicos en el parque.


Este Parque, que fue la antigua vaguada del arroyo Luche, se había convertido en un vertedero durante la época de construcción del barrio. Ante la imposibilidad de edificar sobre él, se creó por un acuerdo entre las eléctricas y el Ayuntamiento para soterrar los cables de alta tensión y fue inaugurado en junio de 1973. 


La ría y el estanque rememoran el antiguo arroyo de Luche. El barrio toma su nombre de este topónimo.

Las 15,96 hectáreas del Parque Aluche, con sus 1.350 metros de largo, nos sirve de reconfortante "isla" donde podemos relajar nuestra estresada energía.

El poder de las zonas verdes emanando oxígeno, reteniendo CO2 en sus anillos de madera, aislándonos de tanto ruido, contaminación y prisas, es del todo innegable. Está claro para l@s 50 vecin@s que hemos acudido a la cita.

Comprobamos cómo este abedul ha pasado a mejor vida.


El encontrarse los pinos en terrizo, sin praderas, es algo a valorar, pues evita su vuelco. La falta de estrato arbustivo, que fomenta la biodiversidad y ayuda a cerrar el espacio ante la contaminación acústica, visual y atmosférica, sería un elemento a mejorar. 

Las edificaciones anuladas, existentes en el Parque, también son elementos cargados de propuestas educativas y sociales. La falta de aseos públicos genera problemas educacionales, como hemos comprobado.

Aprendimos que las protuberancias que observamos son "cánceres" que ha sufrido este árbol. Afortunadamente los ha superado.

Estupendos ejemplares de Ginkgos, Moreras, Cipreses, Acer negundo (helicóptero), Liquidambar, Cedros (ALDE), etc. hacen emblemático este lugar, que no se entendería sin la presencia de sus vecin@s que quieren extender a todas las generaciones y a todos sus espacios la EDUCACIÓN y la Historia, de la que formamos parte.

L@s asistentes complementan con sus experiencias las explicaciones de Rosa.






Durante la tarde noche anterior A.V.A. decoró el parque con motivos alusivos a las reivindicaciones, entre ellas, las de una mayor limpieza. ¡Pero l@s vecin@s también debemos corresponsabilizarnos!
Calles limpias, vecinos contentos. Entre tod@s lo conseguimos.

Juan García, de Ecologistas en Acción, no dejó de recordarnos la necesidad de la vía verde del antiguo tren militar que, desde Leganés, termina en Aluche. Un modo ideal para la comunicación entre localidades, por ejemplo en bicicleta.

Los cipreses y su particular significado. Sería interesante que se pusieran cartelitos con los nombres de los árboles que contaran además sus particularidades. Para respetar, es preciso primero conocer.
Los chavales del barrio comienzan a dibujar y a escribir sobre su jardín. Este quiosco, de titularidad municipal, lleva años desierto. 
"Quiero alegría, quiero vida. Aluche, porque es mi barrio".

No hay comentarios:

Publicar un comentario