domingo, 19 de noviembre de 2017

ÉXITO DE PARTICIPACIÓN EN LA MARCHA POR LA CAÑADA REAL DE MADRID Y LAS MORERAS



Los más de cien participantes en la marcha por la Cañada Real de Madrid y el Parque de las Moreras han permitido calificar esta iniciativa a la Plataforma Campamento Sí (en contra de la especulación de los terrenos de la Operación Campamento) de éxito de asistencia y de prueba de la concienciación que existe entre los vecinos de Campamento sobre la necesidad de calificar la vía pecuaria por su trazado histórico. 

Foto de parte del grupo al inicio del recorrido. Los distintos itinerarios planteados han permitido a los asistentes incorporarse y abandonar la marcha de multitud de formas. Las edades de los participantes han oscilado entre los 4 y los 87 (¡sic!) años.

Hilario Villavilla, de Ecologistas en Acción, experto en vías pecuarias y vocal de ONG´s de medio natural en la sección de vías pecuarias de la Comunidad Autónoma de Madrid nos ha informado detalladamente sobre la evolución del proceso de calificación de la Cañada Real de Madrid. Su mensaje de continuar la actividad reivindicativa ha calado entre los presentes.

Después de abandonar la trama urbana de la CRM, el grupo se ha dirigido al promontorio desde el que se divisa un estupendo panorama del corredor a esta altura.
La, finalmente lograda, barrera a la entrada del corredor ecológico impide la entrada a los coches. Un paso más en el cuidado de este entorno.


Vamos llegando poco a poco al promontorio. Durante mucho tiempo, estos lugares se utilizaron como escombreras. Al fondo, el Retamar, la forma que tiene la naturaleza de abonar el terreno en los terrenos degradados y donde, más tarde, se asentarán las encinas. Parajes protegidos por la Unión Europea.



Vamos pegados a los clubs deportivos del Ministerio de Defensa. Hemos tenido que abandonar la Cañada, pues su itinerario está ocupado por usos que van más allá de las meras necesidades militares.


El otoño nos deja estas imágenes del Entorno Meaques Retamares.


Atravesando el arroyo Valchico, que se une un poco más adelante con el Meaques y forma el formidable Entorno Meaques Retamares. Juan García, de Ecologistas en Acción, nos da cuenta del lugar donde nos encontramos.

Queremos que estas inigualables vistas de Madrid se puedan seguir contemplando en el futuro.

Luis, del Grupo Promotor del Corredor Ecológico, también convocante de la marcha, nos relata la importancia ecológica del lugar a donde van llegando los senderistas.

Takote, gran fotógrafo de la fauna del Entorno Meaques Retamares y Jose Antonio, firme defensor del paraje, nos han dado cuenta de la amplia e interesante variedad faunística y vegetativa que se encuentra por la zona. Realmente impresionante. Una charla dedicada especialmente a los numerosos chavales que nos han acompañado. El AMPA del Colegio del Gran Capitán realiza una estupenda labor de difusión de los valores ambientales que se encuentran en las inmediaciones del centro escolar.

Al llegar a las inmediaciones de la Venta de la Rubia nos hemos encontrado con la agradable sorpresa de la reciente colocación de esta barrera que impide el paso a los coches por la Vereda de Castilla a la que hemos llegado después de cruzar la M-40 por el espacio habilitado para ello.

La Venta de la Rubia, final de la Cañada  Real de Madrid, en un mapa de 1927. Se aprecia claramente la Cañada, hoy desaparecida en virtud de la ocupación de estos terrenos por el Ministerio de Defensa, algo inaudito tratándose de vías pecuarias.


Las vías pecuarias en esta zona de nuestra comunidad: Arriba, la Vereda del Camino de Las Carreras. La CRM, en el medio, llega hasta el comienzo del término municipal de Alcorcón. Se trata del denominado Itinerario Q el cual continúa bajo el nombre de Vereda de Villaviciosa. A la derecha, la Vereda de Aluche, que llega hasta la Ermita de Nuestra Señora de la Antigua, en Carabanchel. De la CRM sale un ramal que continúa por la actual A-5.

La rampa construida hace tres años por Ecologistas en Acción a la altura del museo de aire ha facilitado el paso desde Leganés y Alcorcón a los ciclistas. Fruto de ello, nos hemos encontrado durante toda la ruta a numerosas bicis que acceden al Corredor Ecológico a través de la pasarela sobre la A-5.

Mencion especial alveterano senderista Mariano Blanco, de 87 años, en el centro de la imagen. Se hizo la marcha entera y, seguramente, se le quedó en un diente. Un ejemplo para todos.





































No hay comentarios:

Publicar un comentario