lunes, 30 de abril de 2018

VECINOS DE LATINA Y CARABANCHEL RECLAMAN LA RECUPERACION DE UNA VÍA PECUARIA EN EL ENTRAMADO URBANO DE LA ZONA QUE PASA JUNTO A UNA ERMITA DEL SIGLO XII

Este fin de semana, la Plataforma Campamento Sí ha realizado la Tercera Arbolada, reivindicando el carácter público de la vía pecuaria Vereda Camino de Boadilla que discurre entre los terrenos de la cárcel de Carabanchel, la línea 5 del metro y el cementerio donde se levanta la iglesia de Ntra. Sra. de la Antigua del S.XII, el templo más veterano de Madrid. 

A punto de cumplirse 20 años de la publicación de Ley de Vías Pecuarias, Ley 8/1998 de 15 de Junio de la Comunidad de Madrid, nos encontramos en nuestros barrios del suroeste de la capital con varios casos de abandono y robo de estos viejos caminos ganaderos

Si bien el despliegue por toda España de esta legislación protectora de las vías pecuarias pretendía su preservación, como patrimonio demanial de uso y titularidad pública, ya que son inembargables, imprescriptibles e inalienables, hasta ahora, el resultado es bastante pobre.

La ausencia generalizada de una ordenación del territorio que respetara estos espacios públicos ha producido una invasión y robo que alcanza a un 30% de su totalidad. En la Comunidad de Madrid suman 4200 km y unas superficie de 12.000 Ha. Muchas de ellas carecen de personalidad legal, o sea no están clasificadas, o sea no existen legalmente.

El tramo de vía pecuaria que reclamamos las entidades sociales de Latina y Carabanchel, sin ninguna invasión, tiene una longitud de 1000 metros y una anchura de 21 metros pero luego continúa por un entramado de viales e instalaciones con edificios privados y públicos. En la nómina de invasiones y robos por donde discurre, en teoría, se incluye un parking disuasorio frente al metro de Aluche, la pista de atletismo del Polideportivo Municipal de Aluche, las instalaciones del Servicio Geográfico del Ejército y la Autovía A 5.



La campaña de la Plataforma Campamento Sí quiere recuperar el tramo intocado de esta vereda y transformarlo en una Vía Verde entre los dos distritos, por ello exige: que la Comunidad de Madrid proceda a darla naturaleza legal, según la Ley 8/1998; la retirada de escombros y residuos (provenientes de obras domésticas pero, esencialmente, del derribo de la antigua cárcel y de numerosos restos de lápidas del cementerio vecino); la eliminación o soterramiento de las líneas de alta tensión que la recorren; la instalación de barreras que impidan el paso de vehículos y la consiguiente ordenación del entorno de la iglesia del S. XII, rodeada de lo arriba descrito que devalúa de forma evidente este monumento medieval.

No hay comentarios:

Publicar un comentario